miércoles, 7 de octubre de 2009

247. Un grito de amor

More about Un Grito de Amor Desde el Centro del Mundo

Aquella mañana me desperté llorando. Como siempre. Nisiquiera sabía si estaba triste. Junto con las lágrimas mis emociones se habían ido deslizando hacia alguna parte. Absorto, permanecí un rato en el futón hasta que se acercó mi madre y me dijo: Es hora de levantarse

Koychi Katayama
Un grito de amor desde el centro del mundo

Seja o primeiro a comentar

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO