miércoles, 10 de junio de 2009

219. El retorno del Paseo Chapultepec


Resulta que la semana pasada estuvo circulando en Facebook (no hay escape, con más fuerza que la influenza, ésta sí es la verdadera pandemia de años recientes) el anuncio del retorno del Paseo Chapultepec. Se anunciaba un evento literario, patrocinado por la Feria Municipal del Libro, con Don Fernando del Paso, Fadanelli y tres presentadores (¿?).

En añoranza a aquel año en que Guadalajara fue supuesta capital cultural de América, y a pesar de la polémica (en realidad era genial que cada sábado cerraran la circulación de la avenida, pudieramos vender-comprar libros, deleitarnos bebiendo alcohol en la vía pública, asitir a lecturas o presentaciones, conciertos, teatro, títeres, danza y por supuesto comprarles algo a los infaltables "artesanos"), pensé que, sin llegar a ese nivel, de menos que aquello reviviría en esencia. La remodelación va tomando forma y lo cierto es que ha quedado bastante transitable. (Ir en bicicleta alrededor de las ocho de la mañana por el camellón recien remodelado, bajo los árboles y sin preocuparse por autos y camiones, es una enegizante manera de comenzar el día laboral).

Pues resulta que el evento literario quedo en eventillo (por chiquito). Desde mi perspectiva falto conexión entre los escritores y el público, quizá porque Don Fernando se encontraba bastante preocupado de no contagiarse de influenza, o tal vez porque Fadanelli a pesar de su postura crítica, por momentos anárquica, habló siempre de respetar las leyes y se enfocó más que a la literatura, a la política, entendida desde su óptica. Los cuestionamientos del público fueron más por la curiosidad que por tener un verdadero conocimiento de la obra de alguno de los dos, lo cuál es bastante lógico, por lo demás que bueno que se animaron a preguntar, e incluso a increpar, porque a veces ni eso. Brilló la comuna culturosa literaria por su ausencia, es muy probable que tuvieran mejores cosas que hacer (quizá ver la derrota de la selección, o vaya uno a saber, aunque la verdad aquellos que decidieron quedarse en casa a leer, o fueron al cine, o a cualquier otra cosa que se les vino en gana, la verdad, bien por esa decisión).

Lo positivo es que la calle Guadalupe Zuno en su cruce con Chapultepec ha sido bloqueado, dando lugar a que el declive de Chapultepec quede como un perfecto foro para actividades al aire libre. Supongo que en un futuro próximo esta característica se explotará de manera acertada y frecuente, y no es para menos, sigue siendo uno de los espacios favoritos de muchos metropolitanos. (Y sobre todo de los que vivimos por el rumbo).

Y tan no fue regreso del mentado Paseo Chapultepec que ni siquiera andaban por esa cuadra los ya infaltables "artesanos", a los cuáles o no les avisaron, o de plano por alguna razón los dejaron del otro lado de la glorieta a los Niños Héroes. (Tal vez sólo por un sábado más, o hasta que se inaugure oficialmente el remodelado camellón).

De los conciertos no puedo comentar mucho, la verdad es que no me quedé pero ,supongo que al ser lo más esperado, no creo que Jaramar y ni los demás hayan decepcionado a su público, aunque no fuera tanto como quizá se esperaba.

Seja o primeiro a comentar

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO