lunes, 25 de mayo de 2009

211. Higashi no eden (Eden of the east)

A lo largo de mi vida he sido fanático de algunas series japonesas de ánime. La primera serie que me marcó y que aún hoy la tengo como favorita es Macross. Tanto en su versión estadounidense de nombre Robotech, como lo que ha venido después, algunas con mejor suerte que otras (citando de memoria y consciente de que me faltan: Macross plus, Macross Zero, -para mí el más logrado anime sobre mechas hasta ahora. Las batallas son increíbles, giros, vueltas, disparos, misiles, bengalas, !dan en verdad vértigo! Me temo sin embargo, que sólo una fanático de ellas podrá corresponder a esta emoción mía. Es una lástima que las versiones en you tube sean de tan baja calidad y no permitan apreciar ésto en su máximo esplendor-, The Shadow Chronicles y recientemente Macross Frontier). Recuerdo también que vi todos los capítulos que se transmitieron en México de Mazinger Z (del que hay una versión actualizada transmitiendose en Japón y que como algunas de las que cito aquí se puede descargar de cierto sitio ubicado en algún lugar de la red, como olvidar su "muerte"), Más tarde seguí a los Caballeros del Zodíaco (Los guardianes del universo sha la la sha la la...) cada mañana por tv azteca y que me atraparon por toda la cuestión mitólogica griega que tenían. Haciendo memoria mi gusto por este tipo de animaciones se remonta aún más tiempo atrás, recuerdo vagamente una versión de Flash Gordon (no confundir con Los guardianes de la tierra) y que en lugar de ver al enfadoso de chabelo, en lo que era el 13 de Imevisión pasaban un ánime que trataba de un nave espacial que era un barco de guerra de nombre Yamamoto, replica del mítico buque insignia japonés de la segunda guerra mundial, pero de esto sólo tengo fragmentos insuficientes como para tener una pista de que serie se trataba. Cómo no recordar también al buen José Miel, tan dramático (sinceramente de la Abeja maya no recuerdo nada) y como olvidar a aquella Princesa de los mil años. también por el 13. Confieso que seguí también cada capítulo de Candy en su primerísima emisión en el mismo canal antes mencionado y que de Remy sólo recuerdo que era muy muy dramática (¡Señor Vitalis!, señor Vitalis!). Vino ya con bastantita edad el descubrimiento de Akira, Steamboy y la genial Metropolis todas de Katsuhiro Ōtomo, y lo concerniente al Estudio Ghibli de Hayao Miyazaki e Isao Takahata (Princesa Mononoke, El castillo en el cielo, La tumba de las luciernagas -basada en la novela autobiográfica del novelista japonés Akiyuki Nosaka, hermosa, hermosa, hermosa y disponible en el catálogo de la editorial Acantilado- entre muchas otras). En fin, todo este recuerdo somero, variado y sin orden alguno para anunciar una de las series que se están transmitiendo en Japón y que para mí le debe mucho a los 13 capítulos de Lain: Eden of the East.




La historia comienza cuando Saki Morimi, estudiante japonesa en su viaje de graduación decide ir a la Casa Blanca, donde se topa con un desnudo Akira Takizawa que porta en una mano un revólver y en la otra un celular que incluye una misteriosa con mas de 9 billones de yenes disponibles y con la leyenda "Noblesa obliga" Ha perdido la memoria, o al menos todo en cuanto a su pasado (y en esto hay una gran cercanía con Jason Bourne a quien dio vida en el cine Matt Damon), y ahora capítulo a capítulo va descubriendo a la par que nosotros toda la historia de este ánime que ya va por el capítulo 7 y cada vez se pone más y más interesante. Seria ocioso contar todos los pormenores de la serie, pero si a alguien le interesa ponerse al día con ella puede dar click aquí, en donde se actualiza cada semana. Estoy seguro que no saldrá defrauda.

Gracias a estos videos de you tube y si se han tomado la molestia de darle click en algunos de los links a las intros de las viejas series se podrá observar la evolución de las mismas. Sobre todo queda la reflexión, como bien lo apuntaba en alguna ocasión el Dr. Maligno en su Disco Roboto, ya no estamos a expensas de lo que los canales de televisión nos quieran dejar ver, gracias a la red ahora podemos estar en contacto con una cantidad de imágenes y programas sin la necesidad de esperar años.






Para concluir
Recuerdo que una de las caricaturas que más odiaba en los lejanos ochenta era Ahi viene cascarrabias. Me parecía que no tenía sentido. Era una niño cuadrado, que se le va a hacer, o quizá que la visión de sus creadores no tenía mucho que ver con los niños. Es hasta ahora, ya algo entrado en años que descubro lecturas que en aquel entonces no podía hacer, que un mar de limonada, un dragón con ruido de motor de hélices, una lengua parlante, unos quesos que devuelven eco, una especie de cerdito amigable, Terry y una princesa de nombre amanecer no me parecen extraños sino interesantes y divertidamente psicodélicos, ergo, del todo contemporáneos




P.S.

Por supuesto que no están todas las que son. Una omisión intencional que puede me haga ganar algunas rechiflas es la de Dragon Ball. Extraño caso el mío, pero jamás fui fan, ni seguidor de Goku. Algun error de la Matrix seguramente.

1 Comentário:

la_sombra dijo...

te felicito
te mando un gran saludo desde medio oriente israel
http://elbohemiodelanoche.blogspot.com/

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO