lunes, 14 de julio de 2008

98. Apuntes atrasados de la Moleskine

Lo que se me había pasado postear
de algún día de Junio...


La gente escribe o deja de escribir en sus blogs. A veces aún me sorprenden y me atrapan. Otros son triviales. Algunos nos ausentamos para volver con (fingidos) nuevos brios. Cómo sea, no renuncio a este espacio. Aunque no quiera terminar contando mi vida, si no quizá más bien balbuceando pistas del espíritu. No hay mucho que decir salvo que hay un espíritu apocalíptico en mí (Black Celebration mood) que me hace mirar el mundo de una manera extraña, quizá irónica, pero sobre todo un tanto desesperanzada. Tal vez es la dosis alta de Macross Frontier, o que al fin me conecte con Las Benévolas y su personaje nazi tan, digamos, encantador (la parte de la batalla de Stalingrado ha sido una de las lecturas más desgarradoras de mis últimos tiempos). Estoy por momentos harto de la música, de tantas novedades y de la imposibilidad de escuchar todo lo que uno quisiera, pero no deseo romper la promesa que me hice alguna vez, ya hace mucho tiempo, cuando descubrí que mis padres no salían de sus mismas canciones y no les interesaba nada nuevo: no quedarme varado, al menos no por mi propia iniciativa, porque finalmente creo que entre la juventud (sí, ya se fue para no volver...) y lo que yo deseo escuchar hay un verdadero abismo de diferencia, lo bueno que de pronto surgen joyitas que elevan la esperanza. A fin de cuentas ya lo he repetido al cansancio, pero como es mi espacio lo digo una vez más, sin música y cine este infierno podría ser aún peor.

Fotografías de:
Stylishjo / Josefina Herrera

Seja o primeiro a comentar

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO