lunes, 3 de diciembre de 2007

62. There was a time

There was a time
When all on my mind was love
Now I find
That most of the time
Love's not enough
In itself
Martin L. Gore

Hubo una vez que caminé de la mano de una chica que me amaba
por los pasillos atestados de gente
Hubo una vez, también, en que la chica que iba a mi lado era una mala copia de la que amaba
y por un tiempo fui feliz, sólo por un tiempo
Hubo una vez, o varias, que rompí corazones con el hielo de mis actos
Hubo una vez, que la palabra promesa era un vocablo de significado oscuro
Hubo una vez, que la luz se cernía sobre mí y en soberbía me alejé de ella
Hubo una vez, o muchas, que lloré por los pasos errados,
por la maldita suerte que pasaba indiferente a mi lado
Hubo una vez que la confianza lo fue todo, pero el exceso enceguece
y no vi el pozo que se abría a mis pies
Hubo una vez que confié en los poetas, o los que se decían,
pero eran sólo lobos disfrazados que a dentelladas quisieron devorar el fuego del espíritu
Hubo una vez que creí en el amigo de un amigo y le cedí mi casa
miró el pájaro azul que habitaba en el alma y decidió apuñarlarlo
Hubo una vez que mi casa fue la casa de todos y la algarabía era el río
del que se bebía cada noche
pero se perdió la cosecha y murió el ganado
sólo pocos siguieron visitando la casa devastada
Hubo una vez que las palabras de los libros entraban
como dulce alimento al cajón de mi cuerpo, del alma
después lo dejé morir abrumado del trabajo de cavar un pozo para tapar el anterior
Hubo una vez que en pleno diluvio algunos pocos vinieron a abrazarme
y la calidez de esa ternura fue la luz que iluminó el camino
Hubo una vez que pensé dejarme arrastrar por la corriente del destino
pero la raíz es fuerte, terca
Hubo una vez, mientras los demás parecían cosechar éxitos y riqueza,
que renegué de ese camino y cerré los ojos
Hubo una vez, hubo alguna vez, que las alas negras cubrieron de cieno la vista
y me hundí en las aguas oscuras de la derrota

Consequently
I've a tendency
To be unhappy, you see
The thoughts in my head
All the words that were said
All the blues and the reds
Get to me
Martin L. Gore

2 Comentários:

Vanessa dijo...

no estás sólo. Un abrazo forte

VilCapote dijo...

No, no estás solo... nomás que te haces.

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO