martes, 16 de enero de 2007

9. Epifanías

El misterio de los momentos de iluminación. La carga en un instante de las ideas y pensamientos que por largo rato hemos acumulado en alguna parte de nuestra memoria. Las sensaciones recién vividas que detonan esta carga. Una mano que acaricia algún punto de nuestra piel. Unas palabras. La actitud. Un intermedio de una obra de teatro. Y en la últiuma fila, de cierta manera solitario en medio de la multitud, tomar el papel más cercano a la mano y comenzar a escribir el dictado de la epifanía. Y así, con la mayor libertad, los últimos dos versos caen, fruta del árbol de la espera, tras años de haber sido pensado. Ese era su lugar. Y el poema, en el momento, y aún horas después me parece el más hermosa que jamás he escrito. Habrá que ver por cuanto tiempo.

1 Comentário:

Äriastóteles Platónico dijo...

Bendita sea la noche eterna.
Novalis

¿Qué es la Epifanía sino la manifestación de Dios en el mundo? Toda epifanía es una apófansis, por lo tanto toda epifanía nace de una experiencia, por lo tanto toda epifanía nos conduce a los caminos claroscuros de los sentidos, por lo tanto, de un sufrimiento.
Saludos

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO