jueves, 13 de mayo de 2010

290. De la lectura salvada por Tanya Punk

A mediados de abril recibí, vía facebook, una invitación a leer en la Feria Municipal del Libro de Guadalajara el sábado 8 de mayo a las 6 de la tarde. Como hacía un buen rato que nadie me invitaba a leer, y, como he repetido en este blog de rato para aca, he andado en otros asuntos alejados de los reflectores y demás (ja), acepté sin tomar en cuenta los riesgos implicados por que la invitación venía de Tanya Cosío (¿Cosío?, no termino de acostumbrarme al nombre nuevo, pero así la vida).



Invité, o más bien, casi a nadie le comenté de esta lectura (eso de las lecturas por momentos me da la impresión de que ya esta superado, pero no me crean mucho, igual y es porque no me invitan a niguna). Poco antes de las seis llegamos a la plaza Guadalajara, lugar en el que según la invitación se efectuaría la lectura. Grande fue nuestra sorpresa al no ver ningún foro, ni sillas, ni objeto alguno que insinuara lo que se suponía tendría lugar minutos después. Acostumbrado a estas sorpresas que nos regalan las instituciones a los que hacemos literatura, encaminamos nuestros pasos al edificio del Ayuntamiento: de menos así evitaríamos el ardiente sol de mayo bajo la sombra de las arcadas municipales.



Apenas habíamos atravesado la puerta cuando la chica, que hasta ese momento no había reconocido, y que hacía de maestra de ceremonias de un evento del cual ni siquiera tenía idea de que tratara, mencionó mi nombre y pidió que por favor me subiera al estrado a dar lectura a mis versitos. Fue entonces que discerní que aquella chica era la estimada Tanya, irreconocible para mí pues la última vez que nos vimos había sido por lo menos dos años atrás, y en aquel entonces usaba otro apellido, ropa oscura y su cabellera era de negro intenso. El cambio cuando llega con todo por lo que veo es radical, como supongo, deben ser los verdaderos cambios.

Que yo recuerde nunca me habían recibido con tanto gusto en una lectura, asi que me sentí un poco apenado; claro que en un santiamén me subí al estrado, en donde además ya se encontraba también el poeta Nungaray. Entre que me aclimataba al lugar me fui enterando de los hechos. Resulta que la lectura fue cancelada bajo el pretexto de que habría un taller de Cholocate (?), al menos esas eran las palabras que enunciaba al microfono nuestra maestra de ceremonias. Pedía una disculpa por invadir así la mesa, sobre todo teniendo en cuenta que estaba preparada para la presentación de un libro del cuál no recuerdo ni su nombre, pero pedía la comprensión pues tampoco se valía que a los poetas, que a los creadores los tratara nadie así. Total que tuve algunos minutos para leer algo de la nueva producción, el público no era de amigos pero la cantidad era casi la misma, después llegó un tercer escribidor que en palabras de Tanya nos deleitó con un acto que sólo se comprende en países del primer mundo. En fin, yo sigo siendo de la vieja guardía que lee de directa voz sin necesidad de hacer mayor faramalla. Shámenme anticuado. No me importa (ja).



Me divertí en esta lectura. Tanya leyó e improvisó con éxito gracias a sus talentos teatrales, el público aguantó las excentricidades de estos poetas citadinos, y al final, sí llegaron algunos amigos con los que nos fuimos a tomar algo de alcohol y luego a ver como eran derrotadas las chivas (nada poético esto últio, creánme).

Quienes desde mi punto de vista y con base en lo que yo me enteré se merecen un tache, son los organizadores de la Feria Municipal que no tuvieron el manor empacho y respeto en cancelar un evento que incluso se encontraba en el programa. Claro, ahí se puede ver una leyenda que dice que la programación puede sufrir cambios de última hora, pero incluso así, se esperaría que se tomaran la delicadeza de dar razones.

¿No se supone que esta nueva administración presume que ellos si entienden y trabajan por la cultura (esa gorda señora)? Pues si esta es la manera de hacerlo, no veo gran diferencia entre el rojo y el azul. Que lamentable, porque en esta ocasión el cartel de la feria si estaba al menos con un buen diseño. Tache entonces a la gente de la Feria Municipal.

Pero la vida sigue... y Chopin espera...


P.S. Las fotos por cierto, fueron tomadas por Lily

1 Comentário:

Tanya Cosío (Tanya de Fonz) dijo...

Ja,jaaaaaaaa! Tanya Punk! ja,jaaaa! sí, creo que el cambio vino con TODO! ja,jaa! y de nuevo en esta ciudad... muchas gracias por haber participado, querido Antonio! no había leído esto, pero está divertido, un abrazo!!!

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO