domingo, 20 de diciembre de 2009

276. Pecha Kucha



1. Creatividad. Orden en el caos. El caos como un todo del cual se pescan las ideas: des-orden aparente: orgánico.


2. Profesión: diseñador-editor. Rol: Poesía, amplitud, encierro. Responder necesidades. Y sin embargo las posibilidades de ser creativo son tremendas.


3. Imagen. La imagen es la reina. Los ojos se rinden ante ella. Un ojo. Una boca con rostro como puerta de caminos personales. Una invitación a traspasar el umbral de la cotidianidad.


4. Aventura. No saber a dónde vamos, al menos en principio pero jugar a saber que no será aburrido. Cada proyecto como aventura, como posibilidad de: se hace la luz en la habitación oscura y avanzamos.


5. Caos nuevamente. Big Bang. Explosión primigenia de átomos. Sinápsis. Explosión primigenia de la idea. Del Quid. Color, Expresión. Caos primigenio.

6. Inspiración. No una musa de carne y hueso. No necesariamente cosechar imágenes que la naturaleza u otros han sembrado a lo largo del camino. La cuestión es no taparse los ojos al mirar.


7. Movimiento. Escapar del reposo. Lo peor que le puede suceder a un creativo es detenerse. Es verdad hay momentos de reflexión, para enseguida pasar a la acción. Pausa como detonador. Inquietud. Curiosidad.


8. Sorpresa. Lo inesperado a la vuelta de la esquina. el ojo de la casualidad o del azar. Sensibilizarse para permanecer atentos al llamado. Al ojo gran hermano que observa y espera.


9. Naturaleza. Reconocernos parte de ella. De la tierra y del polvo bíblico. La vida es préstamo: antes de nacer ya ella estaba ahí y al morir restaruamos equilibrios. Pese a todo permanecerá. Reconocer es respetar. Agradecer.


10. Idea. El foco luminoso. El Eureka. El instante de la iluminación. Felino al acecho el creativo aplica la alquimia de todo lo anterior al crisol. Y entonces el plomo parece convertirse en metal dorado.


11. Poesía. El ritmo de la vida. La pauta invisible de cada acto. Las leyes que nos rigen sin saberlo. La poesía que emana de los resquicios de la idea. No sólo la palabra el acto. La palabra sin ruido. La palabra en estado puro. Los nombres impronunciables de los dioses. La sílaba en armonía con el universo.


12. Ritmo. Repetición respiración. Caminar. Sístole y diástole. Relación de contrarios. Contrapunto y secuencia. Repetición. Andar. Vivir. Ritmo.


13. Sabiduría. El cuerpo como un contenedor a ser llenado. Los sentidos. Herramientas para capturar aquello que nos habrá de colmar.


14. Soledad. Cada uno posee su propio mundo. Aunque ajeno al de los demás, plenamente comunicado. Encerrarnos por momentos para redescubri y recrear. Escuchar el ritmo personal. Develar la idea. Sintonizar con la poesía. Uno es reflejo del caos primario, como tal, uno es reflejo de la vida.


15. Energía. En el principio era el verbo. En el principio era la energía concentrada. Y se hizo la luz. Y se expandió el universo.


16. Respeto. No perder la capacidad de asombro. Olvidar la idea de tener controlado todo. Reconocer lo mínimo que somos ante los fenómenos del mundo. El rayo, la tormenta, el huracán, el viento, la luz. Lograr expresar lo que son con palabras. ¿Comprenderlos?


17. Juego. La capacidad lúdica. La infancia que habita en nosotros mismo. Cierta ingenuidad. Cierta Locura. La capacidad de asombro y la voluntad del que pregunta. Jugar a que todo cada vez es nuevo y debe ser nombrado.


18. Perspectiva. Todo depende como se mire. Distancia. Proximidad. Lo que parece un enigma sin respuesta desde otro ángulo es transparente com oel cristal. Enfocar y desenfocar. En el cambio de perspectiva se encuentra el sello personal de cada creador.


19. Contraste. Resaltar del fondo. Atracción. Marca distintiva. Atraer las miradas. Procurar entonces tener algo importante que decir.


20. Escuchar la Voz de la Esfinge.

Seja o primeiro a comentar

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO