lunes, 14 de mayo de 2007

33. Tropece infinidad de veces con la misma piedra... bichos ahi nos vermox!

Según el diccionario de la RAE egoísmo es el inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás. Por mi parte siempre había querido comenzar un texto de esa manera, citando el diccionario. Por mi parte creo que me hice el valiente e intenté no hablar más en clave pero a la hora de ver los toros en el ruedo prefiero sacar el capote e intentar torear la tempestad. Medio desentumo los dedos y medio desempolvo el cerebro tan ocupado de nombres, índices en indesign y demás carga excesiva de trabajo que nos aleja de la supuesta verdadera pasión que es el escribir y el leer. Lo que si perfeccionamos es esa extraña cualidad de lastimar a los seres queridos. De cerrar los brazos y atender de manera desmedida el particular interés: el resultado, una media verónica que se planta y se despide con el corazón joven roto y la sonrisa que seduce pero que más allá de la contemplación nada nos deja. De pronto pareciera, como la historia, que lo cíclico del pasado ha vuelto, los errores no aprendidos, y ahí estamos, viviendo de escarceos y debilidades mientras se proclaman deseos que no se cumplen. Por suerte en el tropel de los caballos desbocados no todo es calamidad ni sellos del apocalipsis: con trabajos, y vaya que sí, editamos tres libros nuevos de tres autoras nuevas, la presentación promete estar en grande, y no contentos con eso esa misma semana viajamos al DF a presentar el libro de Simic. Sonrisas mientras los atrasos reclaman atención, el nuevo número de la revista, los libros pendientes, las entregas, en fin que más quisiera que duplicarme, multiplicarme, clonarme. Sr. Ego dice de vez en cuando la Maga. No muchas lecturas y poca escritura. Novedades españolas, algunos versos perdidos. Ausencia en el blog. Comenzó la feria del libro. En promoción todos los números atrasados de La Voz, a 10 y 15 pesos así que si alguien lee esto que se lance al stand y agota los ejemplares... como sea, mejor divagar que hundirse en esta sensación que atrofia el entendimiento, enredarse en el trabajo mientras se saborea el aroma que ha dejado el recuerdo de los traumas juveniles.


Seja o primeiro a comentar

Page rank

G E O G L O B E

Contador de visitas

FEEDJIT Live Traffic Map

Experimentos con la verdad © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO